previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
PlayPause
Slider

Las cadenas de valor agroalimentarias son sistemas complejos en los que diferentes actores intervienen para llevar los productos desde su origen hasta el consumidor final. Agricultura, ganadería, transformación de productos, procesado, empaquetado, distribución y logística, comercialización, consumo y excedentes (residuos, desechos, etc.). Se trata de un entramado de organizaciones, intereses, normas, tiempos y decisiones con un enorme impacto a nivel social, económico y medioambiental.

Si bien estas cadenas de valor han estado tradicionalmente formadas por actores autónomos e independientes, en la actualidad hablamos de relaciones globalmente interconectadas, cada vez más complejas, que afectan a la forma en la que se producen, procesan y entregan los alimentos en el mercado, lo que plantea enormes desafíos a las organizaciones que participan en el proceso.

Innogestiona Ambiental, consciente de la importancia de la sostenibilidad en todas las fases de la cadena de valor, participa en diferentes proyectos que promueven tanto la mayor sostenibilidad, como la eficiencia desde la gestión de las explotaciones agrarias hasta los hábitos de consumo con los que culmina el proceso, impulsando la innovación y la investigación en cada una de las fases de la cadena de valor, identificando a su vez oportunidades relacionadas con la propiedad intelectual, y jugando un papel proactivo a la hora de maximizar y evaluar el impacto de los proyectos en las dimensiones socioeconómica y medioambiental.

CO-FRESH: rediseño colaborativo de las cadenas de valor

Este es el caso del proyecto CO-FRESH (www.co-fresh.eu), un proyecto financiado por el programa Horizonte 2020, para rediseñar las cadenas de valor de frutas, verduras y cultivos proteínicos en Europa, cuyo objetivo se centra mejorar la sostenibilidad ambiental, social y económica de toda la cadena de valor.

Innogestiona ambiental, como empresa dedicada a la innovación y la ingeniería ambiental, forma parte del consorcio que integra el proyecto CO-FRESH, constituido por 26 actores de 10 países europeos: cooperativas de productores y consumidores, departamentos de investigación de diferentes universidades europeas, entidades del ámbito tecnológico, la comunicación, la distribución, la logística y la comercialización de productos, así como administraciones públicas, con la coordinación del Centro Nacional de Tecnologías Agroalimentarias (CNTA). Se trata de entidades punteras en tecnologías alimentarias, digitalización y organización de cadenas alimentarias, que unen fuerzas con empresas alimentarias y diversas asociaciones que representan a los actores claves con el fin de aportar un enfoque holístico y de avanzar en el desarrollo de un sistema alimentario fuerte y sostenible, de especial importancia en estos momentos de pandemia.

Sostenibilidad socioeconómica y ambiental

El objetivo de este consorcio es diseñar enfoques sistémicos innovadores que mejoren el rendimiento económico, social y medioambiental de las cadenas de valor, y garantizar así la sostenibilidad a través de la integración inteligente de innovaciones. Para ello se analizarán un total de 7 casos de estudio con diferentes cadenas de valor de productos como frutas, verduras, cultivos ricos en proteínas o setas, que servirán como modelo para poner en práctica técnicas y herramientas innovadoras, diseñadas para mejorar la sostenibilidad desde esa triple visión social, económica y ambiental.

En este sentido, Innogestiona Ambiental se encarga de evaluar el impacto y las oportunidades que se generen en el desarrollo del proyecto, con especial atención a los resultados y las innovaciones que sean susceptibles de ser protegidos bajo alguna de las formas de derechos de propiedad intelectual vigentes, que a su vez sirvan para mejorar la competitividad y las oportunidades de comercialización de nuevos productos y servicios que den respuesta a los enormes desafíos que plantea el cambio climático, la salud de las personas y las demandas de una mayor calidad de los alimentos

Innovación basada en la co-creación y colaboración

CO-FRESH, además de la incorporación de nuevas tecnologías de conservación de alimentos más sostenibles o nuevas soluciones tecnológicas, incorpora nuevos modelos organizacionales, de gestión, dirección y comunicación entre los actores interesados en la cadena de valor. Por su capacidad para incrementar el impacto del proyecto, estos aspectos no tecnológicos juegan un papel central. En este aspecto, Innogestiona Ambiental trabaja en la evaluación de los beneficios de las soluciones innovadoras desarrolladas y aplicadas en el marco del proyecto; siguiendo el enfoque de Investigación por Intervención, un método científico que examina los efectos de la intervención en un resultado de interés para estudiar modelos de innovación colectiva dentro y entre organizaciones.

Algunos datos de interés

El sector vegetal está creciendo y representa una importante oportunidad de crecimiento para los fabricantes de alimentos. En particular, se prevé que el mercado de los sucedáneos de la “carne” a base de proteínas vegetales alcance un valor global de 6.600 millones de euros para 2025, con una tasa de crecimiento anual estimada del 7,7%. Este aumento de las opciones basadas en plantas ha sido impulsado por una tendencia dominante de consumidores que quieren reducir su consumo de carne y productos lácteos, así como un mayor número de vegetarianos y veganos que responden a una combinación de preocupaciones éticas, medioambientales y sanitarias. Sin embargo, este aumento del consumo plantea un desafío a sus correspondientes cadenas de valor para asegurar que proporcionen el valor nutricional esperado y el respeto a la sostenibilidad que prometen.

De forma más general, la agricultura es un sector clave en la Unión Europea (UE) con una importante contribución a la economía. El valor total de la producción agrícola en la UE ascendió a 434.300 millones de euros en 2018. Los cultivos contribuyeron con aproximadamente la mitad del valor total de la producción agrícola y dentro de ellos las hortalizas y plantas hortícolas (13,2%), los cereales (10,7%) y las frutas (6,3%) fueron los que más contribuyeron. Los empleos equivalentes a tiempo completo en la agricultura en la UE fueron 9.108.100 en 2016. Polonia (18,11%), Rumania (17,43%), Italia (9,61%), España (8,80%) y Francia (7,78%) fueron los cinco países con el mayor número de empleos agrícolas equivalentes a tiempo completo.

Los miembros del consorcio

CO-FRESH está liderado por el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA). Entre los 26 socios, además del CNTA participan seis instituciones y empresas españolas más: Innogestiona Ambiental, Florette Ibérica, UNICA Group, Centre de Recerca en Economia i Desenvolupament Agroalimentari-UPC-IRTA (CREDA), Universidad de Almería, Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería (COEXPHAL).

Además de las entidades españolas, el resto de socios del proyecto son: Universidad de Hohenheim (Alemania), Tecnoalimenti SCPA (Italia), Universidad de Ghent (Bélgica), Universidad de Wageningen (Países Bajos), Universidad de Bolonia (Italia), Universidad de Ciencias de la Vida de Varsovia (Polonia), Asociación Actalia-Center of Expertise for the Food Industry (Francia), Le Terre di Zoe (Italia), Stichting Food Valley (Países Bajos), Cámara Regional de Agricultura de Países del Loira (Francia), Ekoowoc (Polonia), Pilze-Nagy Kereskedelmi es Szolgaltato KFT (Hungría), Confederación General de la Agricultura Italiana (Italia), Fruit Vegetables EUROPE (Bélgica), Kislepteku Termekeloallitok Es Szolgaltatok Orszagos Erdekkepviseletenek Egyesulete (Hungría), Comunidad Europea de Cooperativas de Consumidores (Bélgica), Cooperatives Europe asbl (Bélgica), Bieconomy Cluster (Eslovaquia), Okologiai Mezogazdasagi Kutatointezet Kozhasznu Nonprofit KFT (Hungría), Enco SRL (Italia), Future Intelligence Erevna Tilepkinoniakon ke Pliroforiakon Systimaton EPE (Grecia).

El proyecto, tiene una duración de 42 meses (2021-2024), y cuenta con un presupuesto total de 7,5 millones de euros del programa Horizonte 2020.